sábado, 6 de diciembre de 2014

SENTIMOS CANSANCIO
Cansancio. Palabra cuya definición se corresponde con sinónimos como aburrimiento, desagrado o hastío.
Supongo que la mayor parte de la sociedad española lo padecemos, padecemos cansancio de tanta tiranía, tanta corrupción, tantos robos de cantidades superlativas de dinero por parte de políticos y banqueros. Sentimos cansancio de ser los ciudadanos de a pie los que tengamos que pagar las consecuencias de sus estafas. Sentimos cansancio del engaño que sufrimos día tras día; sentimos cansancio de que ellos no tengan vergüenza. Cansancio de ver cómo se lo llevan todo mientras hay gente en la calle sin nada, porque, lamentablemente, con el tiempo, se ha hecho rutina ver a personas sin hogar, desahuciadas, o ciudadanos que tienen que hacer malabares con el poco dinero que poseen para llegar a fin de mes, o que incluso tienen que acudir a los bancos de alimentos. Sentimos cansancio de tanta injusticia, de tanta desigualdad, de escuchar como aseguran reiteradamente no infringir ninguno de los derechos de los ciudadanos cuando la realidad demuestra lo contrario.
Sentimos cansancio, y al parecer ellos todavía no se han cansando lo suficiente como para dejar de reírse y jugar con todo el país.